El portavoz del sindicato policial CSIF, Jaime Garau, junto a su abogado Antoni Montserrat. | Alejandro Sepúlveda

El juez que investiga el caso de corrupción en la Policía Local de Palma, Manuel Penalva, envió este viernes a la cárcel a otros cuatro agentes más. Jaime Garau, portavoz del sindicato policial CSIF; José Antonio Manzanares, de la Unidad de Intervención Inmediata (UII); Juan Martínez, de la Unidad Nocturna; y Juan Vidal Comas, de la comisaría de Llevant, están acusados de supuestas amenazas y extorsiones a empresarios del ocio nocturno. La detención de Manzanares indujo a que dos subinspectores comunicaran a un mayor la intención de los miembros de la UII de protestar contra el juez y el fiscal.

Noticias relacionadas

La decisión del magistrado de enviar a los cuatro funcionarios a prisión provocó un intento de rebelión en el cuartel de San Fernando. La regidora de Seguridad Ciudadana, Angélica Pastor, ‘sofocó’ el motín mediante un comunicado interno urgente en el que instó a mantener la calma al millar de policías locales que forman el cuerpo. Pastor, en texto, apoya a los miembros de la plantilla y se compromete a seguir trabajando a diario para recuperar «la buena imagen de la Policía Local de Palma».

El magistrado de Instrucción número 12 decretó el ingreso de dos de los funcionarios tras un careo con ‘El Ico’. El hijo de ‘La Paca’ ya había denunciado anteriormente extorsiones por parte del agente sindicalista y este viernes lo ratificó en la confrontación.