6

La Guardia Civil ha informado este jueves de la localización en un bar de Santa Eulària, sano y salvo, del hombre de 34 años, vecino de Cala de Bou, a quien se buscaba desde la tarde de este miércoles.

Su mujer había denunciado la desaparición después de que no se tuvieran noticias de él desde las 15.00 horas de este miércoles, cuando terminó de trabajar.

Al no regresar a su casa en Cala de Bou, y tampoco responder a su teléfono móvil, la esposa interpuso una denuncia ante la Guardia Civil, que puso en marcha el dispositivo de búsqueda.

Desde la semana pasada permanece desaparecido Raimon Bono, de 48 años, que fue visto por última vez en la zona de Es Caló des Moro, de Sant Antoni.

Noticias relacionadas