El restaurante Jamaica de Festival Park, uno de los tres locales clausurados, reabrió este jueves. | Pere Bota

3

El juez de Instrucción número 1 de Palma ha permitido la reapertura de los tres locales de Festival Park clausurados a finales de año por una supuesta trama de explotación laboral después de que se hayan regularizado las condiciones de los empleados.

A diferencia de otros negocios cerrados en Palma, estos tres bares no estaban investigados por las condiciones higiénicas ni por la supuesta venta de productos caducados, sino por irregularidades en la contratación de los trabajadores.

El magistrado ha nombrado a un administrador judicial para que se haga cargo de controlar la actividad en los tres negocios. Mientras tanto, su propietario continúa en prisión preventiva.

Todavía quedan más de una veintena de locales clausurados durante la primera fase de la operación policial en Palma, cuando fueron detenidas 14 personas e ingresaron en prisión seis.