El exmando de la Patrulla Verde, Feliciano Franco, este jueves en los juzgados de Palma tras su declaración. | A. Sepúlveda

13

Feliciano Franco, antiguo responsables de la Patrulla Verde de la Policía Local de Palma que se encuentra en prisión por el caso de corrupción en el cuerpo, compareció este jueves de forma voluntaria para aportar nuevos detalles sobre la trama al juez.

El oficial sustituyó al frente del grupo a uno de los principales imputados, Gabriel Torres, y fue detenido a principios del pasado mes de diciembre, interrogado y enviado a prisión preventiva.

A lo largo de unas tres horas desgranó en su nueva declaración otros datos relacionados con los supuestos sobornos que recibían los agentes de la Patrulla Verde por parte de los responsables de locales de ocio nocturno de Palma.

Su declaración no ha supuesto un cambio inmediato en su situación personal y, tras la comparecencia, que se celebró en el juzgado de guardia regresó al centro penitenciario de Palma.

Su nueva versión no convenció al fiscal, Miguel Ángel Subirán, hasta el punto de que este pidiera de oficio la retirada de medidas cautelares en su contra. Su defensa volverá a solicitar el levantamiento de la prisión provisional en su contra al juez que instruye la causa.