0

Un hombre de 37 años ha sido detenido en Alicante acusado de apropiarse de una motocicleta haciéndose pasar por un miembro de las fuerzas de orden público en «una operación policial».

Al falso agente se le intervino una pistola de plástico, así como un aerosol de defensa, un «pinganillo» de intercomunicación y una cartera con una placa de imitación de la Guardia Civil, según han informado hoy fuentes de la Policía Nacional.

La intervención se produjo la madrugada del pasado día 20 en la zona norte de la capital alicantina, cuando una unidad policial en servicio de prevención de la seguridad ciudadana observó cómo un ciclomotor circulaba en dirección opuesta en la calle Pintor Gastón Castelló.

Los agentes le dieron el alto, pero el conductor del vehículo, ataviado con indumentaria policial, emprendió la huida, por lo que fue perseguido hasta un callejón sin salida, donde arrojó la moto y huyó a pie hasta que fue apresado por un presunto delito de robo.

El sospechoso se identificó como guardia civil y manifestó que había intervenido la moto para «una operación», han relatado las mismas fuentes.

La ropa daba lugar a equívoco, puesto que vestía un jersey muy similar a la uniformidad policial antigua, con una bandera de España a la altura del hombro.

Durante el cacheo se le intervino una pistola de plástico en una funda de las habitualmente utilizadas por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, además de un spray de defensa y un «pinganillo» conectado a un teléfono e imitando un equipo de comunicación policial.

El arrestado ha sido puesto a disposición judicial y la actuación fue llevada a cabo por la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de la Comisaría Provincial de Alicante