La pelea mortal tuvo lugar en las escalinatas que unen la zona de Gomila con el Paseo Marítimo. | A. Sepúlveda

12

Agentes del Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a un segundo sospechoso por la muerte del joven colombiano de 26 años que fue degollado en la noche del 24 al 25 de diciembre en Gomila. Por el momento, no ha trascendido la identidad de este segundo detenido, que se encuentra en dependencias policiales a la espera de ser interrogado y posteriormente ser puesto a disposición judicial.

Hasta el momento, un colombiano de 33 años era el único detenido por el homicidio de Michael Andrés T.B., al ser identificado por la novia de la víctima mortal y un familiar de ésta que presenciaron los hechos. Finalmente, el pasado sábado, la jueza Carmen Abrines y el fiscal Ladislao Roig, que se encontraban en funciones de guardia, ordenaron la puesta en libertad del sospechoso al generarles serias dudas la veracidad de los testitmonios.

José Ramón Orta, abogado del arrestado, manifestó este lunes «mi cliente está destrozado porque está siendo acusado injustamente de un homicidio» y aportó pruebas forenses de que su defendido no presentaba lesiones ni le fueron hallados restos de ADN de la víctima.

El suceso tuvo lugar poco antes de las siete de la mañana del día de Navidad en las escalinatas que unen la zona de Gomila con el Paseo Marítimo. Durante la pelea, la víctima fue agredida con una botella rota en el cuello, quedando en estado muy grave, y fue evacuado al hospital Son Espases, donde finalmente falleció el pasado domingo por la mañana.

Noticias relacionadas

(Habrá ampliación)