El helicóptero de la Guardia Civil ha dado cobertura aérea por si detectaba algo extraño en algún paraje de difícil acceso. | Guardia Civil

Policías, bomberos, guardias civiles, voluntarios y familiares de María Pascua Bibiloni han intentado localizar este sábado a la vecina de Binissalem, de 65 años, que despareció el 3 de diciembre. Sin embargo, el penúltimo operativo de búsqueda ha concluido sin éxito, a pesar de la participación de perros adiestrados de los bomberos de Mallorca y de un helicóptero de la Guardia Civil.

Las tareas de búsqueda han comenzado a las ocho de la mañana en la calle de sa Goleta de Binissalem alrededor de una carpa de emergencias y ha concluido a las seis de la tarde ante la falta de luz. El punto de partida del operativo ha sido el lugar donde María Pascual aparcó su coche, un Ford Focus, cerca de la estación.

Los participantes en la búsqueda se han dividido en tres grupos. En total, se han batido veinte kilómetros cuadrados de terreno y la mitad de la superficie del municipio.