Javier Montes y Antonio Ramírez, en la puerta del paro. | Julio Bastida

20

«Las promociones de nuevos policías locales, tribunales, cursos formativos, profesorado de la EBAP, etc es un negocio muy apetecible y nadie quiere acabar con ello. Mientras tanto, varios centenares de policías locales de Balears tenemos que vivir inmersos en una inseguridad y precariedad laboral que sólo sucede en nuestra comunidad». Así de rotundos se muestran los portavoces de las diferentes asociaciones y plataformas en defensa de los policías interinos.

Javier Montes, presidente de la ASPIB (Asociación de Policías Interinos de Balears), apunta: «El 25 por ciento de los policías que integran las diferentes plantillas de la Policía Local son interinos (unos 600 agentes). También tenemos que añadir que unos 130 policías una vez acabada la temporada estival se irán directamente a la cola del paro. Esto sólo sucede en Balears, en ninguna otra comunidad del Estado pasa algo similar», añade Montes.

Para Antonio Ramírez, portavoz de la Plataforma para la Estabilidad Policial, el anuncio por parte del director d'Interior i Emergències del Govern, Pere Perelló, de crear una nueva promoción de policías es algo incomprensible y fuera de lugar. «Nadie entiende el motivo argumentado para poner en marcha una nueva promoción de policías. El destino de todos ellos es la cola del paro. La única explicación lógica es que hay que justificar cargos en la EBAP (Escola Balear d'Administració Pública), cursos de formación, tribunales, concursos, etc ».