Prisión para el sospechoso de matar a la peregrina, que se declara inocente

| León |

Valorar:
preload
Miguel Ángel M.B., detenido como el principal sospechoso de la muerte de la peregrina estadounidense Denise Pikka Thiem, de 41 años, instantes antes de ser puesto a disposición judicial.

Miguel Ángel M.B., detenido como el principal sospechoso de la muerte de la peregrina estadounidense Denise Pikka Thiem, de 41 años, instantes antes de ser puesto a disposición judicial.

J.A.Ruiz

La titular del juzgado número 2 de Astorga (León), María Antonia Díez, ha decretado hoy prisión provisional, comunicada y sin fianza para Miguel Ángel M.B., de 39 años, que se ha declarado inocente tras ser detenido como sospechoso de la muerte de la peregrina estadounidense Denise Pikka Thiem.

El sospechoso llegó a los juzgados de Astorga poco antes del mediodía en un coche policial y ha prestado declaración durante unas dos horas en las que se ha retractado de lo que manifestó al ser detenido en Asturias, cuando sí reconoció que había matado a la mujer, y asegura ahora que es inocente y que se encontró el cadáver.

Según han informado fuentes de la investigación, el detenido ha afirmado que «no quería líos» y que decidió no informar a la Policía del hallazgo del cadáver porque se llevaba mal con sus vecinos y temía que estos le acusaran del haberla matado.

Cambio de declaración

Fuentes de la investigación han informado que el sospechoso dice ahora que se encontró el cadáver, algo que contradice lo que manifestó cuando fue detenido en la localidad asturiana de Grandas de Salime, donde reconoció que había matado a la mujer al golpearla y afirmó que llevaría a los agentes hasta el lugar en el que lo había escondido.

La Policía señala que es una táctica habitual que personas sospechosas de haber cometido delitos graves reconozcan en un primer momento su culpabilidad debido al desconcierto que les produce ser detenidos, y que posteriormente cambien su declaración, como ha sucedido en este caso.

Miguel Ángel M.B. era el principal sospechoso de la desaparición de la peregrina estadounidense, de 41 años, ocurrida el pasado 5 de abril, desde el principio, debido a que la Policía tenía conocimiento que había cambiado por euros en una entidad financiera de la comarca una cantidad ligeramente superior a los mil dólares, que posteriormente se comprobó por la numeración que eran los que Denise había sacado de su país.

Otra prueba determinante fue que se halló el ADN de Denise en restos biológicos que había en una sierra propiedad del detenido.

Desde entonces fue sometido a una intensa vigilancia mientras la Policía buscaba pruebas por las que pudiera ser acusado de la desaparición de la mujer, e incluso se llegó a registrar en primavera la cabaña prefabricada de madera que habita en una zona cercana a Castrillo de los Polvazares.

La Policía confiaba que dicho registro pudiera propiciar la resolución del caso, pero no se hallaron pruebas que vincularan al sospechoso con la desaparición de la mujer.

No obstante, Miguel Ángel M.B. siguió siendo el principal sospechoso y se mantuvo la vigilancia a la espera de que diera un paso en falso hasta la que semana pasada huyó de la comarca al reactivarse la búsqueda de Denise por más de 300 agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y del Ejército.

La titular del juzgado número 2 de Astorga emitió entonces una orden de detención.

Detención

El sospechoso fue localizado y detenido el viernes por la tarde en la localidad asturiana de Grandas de Salime y posteriormente fue trasladado a una finca de su propiedad, situada entre las localidades leonesas de Santa Catalina de Somoza y San Martín de Agostedo.

Allí, condujo a la Policía hasta un cadáver en avanzado estado de descomposición y escondido entre ramajes, que, «según todos los indicios», es el de la peregrina estadounidense desaparecida.

La jueza que instruye la causa ha decretado el levantamiento del secreto de las actuaciones.

Miguel Ángel M.B. ha llegado a los juzgados de Astorga a las 11.45 horas para prestar declaración.

La peregrina, estadounidense de origen asiático, desapareció en Astorga (León) el pasado 5 de abril cuando hacía en solitario el Camino de Santiago.

La última vez que se la vio fue en Astorga, desde donde, según ella misma habría comentado, se dirigía a la localidad de El Ganso en una etapa del Camino de Santiago.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.