5

Miembros de la Unidad de Buceadores de Medidas Contraminas de la Armada (UBMCM) de Cartagena han neutralizado una antigua granada de mortero con carga explosiva y espoletada, que fue hallada a unos dos metros de profundidad junto a la orilla en Sa Freu, en aguas del municipio mallorquín de Campos.

La desactivación del proyectil de 81 milímetros tuvo lugar este viernes por la mañana después de que el Cuartel General de la Fuerza de Acción Marítima de la Armada, a través del Centro de Operaciones y Vigilancia Marítima de la Armada (COVAM) enviara a Mallorca a un equipo de buceadores de la UBMCM, especialistas en desactivado de explosivos, ha informado el Ministerio de Defensa en un comunicado.

El artefacto había sido hallado el jueves por un buceador aficionado que dio aviso a la Guardia Civil.

Los buceadores de la Armada se encargaron de detonar de forma segura el artefacto después de haber desalojado una playa cercana y de haber adoptado medidas de protección para evitar daños en casas próximas al lugar donde se encontró la granada.

Tras la detonación, los trabajos concluyeron con la retirada de los restos del proyectil para minimizar el impacto medioambiental y con una revisión del fondo por si hubiera existido algún otro artefacto.

En la operación de desactivado colaboraron la Comandancia Naval de Palma, la Guardia Civil y la Policía Local del municipio de Campos que balizaron y acordonaron la zona por tierra y establecieron un perímetro de seguridad.

La UBMCM, al igual que el resto de las Unidades de Buceo de la Armada, cuenta con personal especialista en desactivación de artefactos explosivos sumergidos así como en técnicas de inutilización de minas y artefactos explosivos. Esta actividad es competencia exclusiva de la Armada.