El denunciante del exprior de Lluc se defiende del intento de desacreditarle

| Lluc |

Valorar:

La defensa del antiguo «blauet» de Lluc que ha denunciado por abusos sexuales al exprior del monasterio Antoni Vallespir ha criticado este miércoles los intentos de «cuestionar y desacreditar» a la presunta víctima por parte de personas próximas al religioso, a quien el Obispado apartó de sus funciones en marzo.

La letrada que representa al denunciante, que acusa a Vallespir de someterle a abusos continuados cuando era uno de los adolescentes internos en la escolanía del monasterio en los años 90, ha lamentado que se ponga en tela de juicio la veracidad de su relato porque ha reclamado responsabilidad civil, lo que carece «del más mínimo sustento legal» y merece «el máximo reproche moral».

«Nuestro cliente no ha reclamado cuantía alguna en concepto de indemnización por daños y perjuicios ante ninguna instancia» porque su prioridad «es evitar que hechos como los que él sufrió se vuelvan a repetir», expone la abogada en un comunicado.

En alusión a la recogida de firmas en favor de Vallespir promovida por miembros de la orden de Misioneros del Sagrado Corazón, la letrada censura «afirmaciones subjetivas y gratuitas» basadas en «el desconocimiento absoluto e interesado de las circunstancias en las que habitualmente tienen lugar los delitos contra la libertad e indemnidad sexuales sobre menores».

«Lamentamos que desde Lluc y la Real se vengan desobedeciendo los mandatos del Obispado de Mallorca relativos a la 'abstención de cualquier manifestación pública sobre los casos de abusos sexuales denunciados en el seno de la Iglesia', y que muchos fieles y amistades participen en dicha desobediencia», concluye.

El obispo Javier Salinas apartó preventivamente de su cargo de prior a Vallespir, que en la época en que supuestamente se produjeron los hechos denunciados era preceptor de los niños del coro de «blauets» y un tribunal eclesiástico abrió un procedimiento de investigación.

El denunciante, que ingresó en la escolanía con 10 años en 1990, asegura que tres años después comenzó a sufrir tocamientos por parte del sacerdote y que los asaltos del religioso se prolongaron varios años y le generaron graves secuelas.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

miriam
Hace más de 4 años

exacto... sorry--- gracias

Valoración:menosmas

Ana
Hace más de 4 años

Para Miriam Creo que querías decir Armenio.

Valoración:1menosmas

miriam
Hace más de 4 años

Ira Malikian, albanés de origen hablando del genocidio albanés dijo la semana pasada en Palma que un genocidio no reconocido hace que se vuelva a producir mas genocidios... un abuso no reconocido hace que se vuelvan a producir abusos al infinito... hay que pensar bien lo que se dice, y opine el tiempo no tendría que borrar ninguna culpa porque no borra ningún dolor... el dia que se reconozca los abusos a menores ya no habrá mas!!! esta en nuestras manos ya

Valoración:10menosmas

Joan
Hace más de 4 años

¿Es casual este caso? O ¿está ligado al caso Son Espases? ¿Represalia?.......muchas dudas e incógnitas

Valoración:-4menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1