Richi, acusado de organizar orgías en Palma, al pasar a disposición judicial. | Alejandro Sepúlveda

8

El juez de guardia decretó este lunes el auto de libertad con cargos para el organizador de las bacanales de sexo y droga desarticulada en Palma.

Las macroorgías se venían celebrando todos los sábados en un ático ubicado en el edificio que tiene su entrada por la calle Antoni Marquès, número 20, y que hace esquina con Blanquerna.

Noticias relacionadas

El arrestado, un varón de unos 50 años de nacionalidad española, se negó a declarar en sede policial. Durante el registro practicado los agentes de la UDYCO (Unidad de Droga y Crimen Organizado), los policías localizaron una gran cantidad de droga.

Las macroorgías se anunciaban como un selecto club de sexo gay. Para asistir a las reuniones cada participante debía aportar 15 euros en concepto de «limpieza de habitación, aseo y baño, sábanas, toallas, ducha, gel, secador de pelo etc...».

La Policía Nacional mantuvo vigilancias en la zona durante varios días y pudo comprobar el gran volumen de asistencia de asistentes a las sesiones. La fiestas comenzaban a las 23 horas del sábado y finalizaban sobre las 8 de la mañana del domingo.