Imagen de archivo de un camino de Lluc. | Redacción Digital

6

Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil se han hecho cargo de la investigación del macabro hallazgo de restos humanos en Lluc.

Sobre las 13.30 horas del pasado domingo, un excursionista alertó a los equipos de emergencia de que, aproximadamente, a un kilómetro de un camino –en zona boscosa– observó una mochila. Cuando el senderista se aproximó divisó junto a la misma varios huesos humanos.

Rápidamente, unidades especializadas del Grupo de Montaña y de la Policía Judicial de la Guardia Civil acudieron al lugar y se hicieron cargo del hallazgo. Tras realizar una completa inspección ocular, los efectivos desplazados se encargaron de trasladar los restos hasta el Instituto de Medicina Legal de Palma.

Durante el transcurso del lunes, la autopsia realizada por los forenses determinará la identidad de estos restos humanos, los cuales no presentan signos de violencia.