Las armas que portaban los dos sujetos en el momento de la detención. | Policía Nacional

7

La Policía Nacional consiguió detener el pasado miércoles a tres delincuentes que pretendían cobrar una deuda de 4.000 euros a un tercer sujeto que mantenía con ellos. Los tres varones de 20,29 y 32 años, todos de nacionalidad española, han sido imputados como autores de un delito de amenazas graves condicionales, más conocido como extorsión.

Las investigaciones por parte de los agentes dan comienzo cuando un sujeto denuncia que está siendo amenazado telefónicamente por una cantidad que adeudaba a otro sujeto. En dichas llamadas se indicaba que, para evitar males mayores debía abonar la cantidad que debía. Además, el mismo fue agredido por uno de los ahora detenidos.

Los investigadores del grupo de Policía Judicial de Manacor, a sabiendas que los extorsionadores y la víctima se iban a reunir nuevamente, prepararon un dispositivo policial que dio como resultado la detención de dos sujetos, los cuales portaban varias armas, entre ellas navajas y un bate con clavos incrustados.

Posteriormente a los hechos, se detuvo al tercer autor que resultó ser la persona con la cual la víctima tenía contraída la deuda y para quien los dos primeros detenidos intentaban cobrar la cantidad.

Los detenidos una vez realizadas las correspondientes diligencias policiales, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Manacor.