Samuel, en la puerta de Urgencias del hospital Son Llàtzer unos minutos después de ser dado de alta tras haber sido apuñalado en un bar de s’Arenal de Llucmajor. | Julio Bastida

12

«Me han intentado asesinar hasta en tres ocasiones. Estoy a la espera de que lleguen los juicios y todas las agresiones han sido denunciadas en la Policía Nacional, pero mientras tanto vivo atemorizado y tengo mucho miedo porque las amenazas de muerte son constantes». Samuel es una de las dos víctimas apuñaladas el pasado sábado por tres jóvenes, dos de ellos, nietos de ‘La Paca’, la matriarca de Son Banya.

Según las primeras hipótesis de la investigación del caso, el apuñalamiento se produjo en la tarde del sábado en un conflictivo bar ubicado en la calle Cabrera de s’Arenal de Llucmajor. Los implicados en la agresión, son la antigua pareja sentimental de Soraya y dos nietos de la matriarca de Son Banya, uno de ellos menor de edad.

« Los problemas comenzaron cuando mi mujer se separó de su expareja sentimental con el que tienen una hija en común. A partir de ese instante las amenazas y las agresiones son constantes. Me han intentado sacar de la carretera golpeándome por detrás con un coche, me manipularon los frenos de mi vehículo para que me matara y hasta contrataron a un ‘sicario’ para que acabara con mi vida. De hecho, el ‘matón’ contratado cuando le dieron la pistola para que me matara se asustó y acudió al Cuerpo Nacional de Policía para contar lo sucedido», relata Samuel en la puerta de urgencias del hospital de Son Llàtzer.

Los tres agresores se entregaron en dependencias de la Policiales donde permanecerán hasta que el lunes sean puestos a disposición judicial.