La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Balears ha dictado una sentencia condenatoria para tres personas, acusadas de delitos contra la salud pública cometidos en septiembre de 2012. La Sala ha condenado a cada uno de los acusados a la pena de 9 años de cárcel y a pagar una multa de 2.800.000 euros.

Según la sentencia, los acusados, que tenían en su posesión 27.000 gramos de cocaína aproximadamente, se pusieron de acuerdo para distribuir la droga desde domicilios de Villanueva del Pardillo, Getafe y Boadilla del Monte. El valor de la droga intervenida habría alcanzado en el mercado ilícito un precio de 965.400 euros.

Tal y como se relata, este caso se conoció casualmente en Eivissa a raíz de unas intervenciones telefónicas incluidas en la investigación de otra organización que también actuaba en la isla. Por lo tanto, a pesar de que los registros no se llevaron a cabo en Eivissa, es en este partido judicial donde se recogieron parte de las pruebas fundamentales para incriminar a los acusados de esta trama.

La sentencia no es firme, puede ser recurrida con un recurso de casación ante el Tribunal Supremo.