El oficial encarcelado se toca la cabeza a la salida del cuartel de San Fernando el día siguiente a su detención. | A. Sepúlveda

16

El juez que investiga el caso de corrupción en la Policía Local de Palma envió este lunes a prisión al jefe operativo de la Patrulla Verde por quebrantar la orden que le impedía acercarse al cuartel de San Fernando, sede del cuerpo.

La decisión se produce después de que la concejala de Seguretat, Angélica Pastor denunciara ante la Fiscalía Anticorrupción que el mando policial había sido visto en varias ocasiones dentro del cuartel. A raíz de esa denuncia, Gabriel Torrens fue citado el lunes en el juzgado de Instrucción número 12 de Palma. En esa comparecencia, el ministerio público pidió su ingreso en prisión y así fue acordado por el juez. En el auto, el magistrado considera que existe riesgo de que el imputado manipule pruebas o a testigos en la causa en la que se le investiga.

En su comparecencia el oficial argumentó que fue al cuartel porque se lo había ordenado un mando y que estuvo siempre custodiado y acompañado por otros agentes. Añadió que no se acercó a las dependencias de la Patrulla Verde. Las explicaciones no convencieron ni al magistrado ni al fiscal y tuvo que ingresar como preventivo en el centro penitenciario.

Noticias relacionadas