El sospechoso, en primer término, al llegar a los juzgados de Via Alemania. | Alejandro Sepúlveda

El joven de 24 años detenido por la grave agresión e intento de violación de una mujer que paseaba por es Carnatge durmió este miércoles en la cárcel tras declarar en el juzgado de guardia. El sospechoso, un turista de nacionalidad holandesa que se alojaba en un hotel de la zona apareció muy tranquilo en el juzgado y fue enviado a prisión provisional imputado de delitos de lesiones y agresión sexual.

Noticias relacionadas

El holandés, de 24 años de edad asaltó a una mujer que paseaba a su perro en la zona. La víctima manifestó a la Policía Nacional que se cruzó con un hombre y que cuando éste la sobrepasó, se abalanzó sobre ella y la introdujo por la fuerza en unos matorrales. Allí la tumbó en el suelo e intentó violarla. Ante la resistencia de la víctima el sospechoso cogió una piedra y la golpeó en varias ocasiones.

La víctima pudo dar una descripción de su agresor: alto y moreno o mulato, musculoso y de pelo corto.
Una patrulla que acudió al lugar de los hechos descubrió a alguien que correspondía con ese perfil. Además esa persona tenía restos de sangre en los pantalones y en el cuerpo -iba sin camiseta- y tenía arañazos en la espalda y el pecho. Los policías le dieron el alto. El sospechoso les respondió con evasivas en inglés. Dijo que se había caído y que por eso tenía esas marcas. Fue detenido. La víctima tuvo que ser llevada a Son Espases donde este miércoles permanecía aún ingresada en estado grave.