Imagen de archivo de bolsos falsos intervenidos en un comercio.

19

Louis Vuitton ha conseguido levantar la absolución que había dictado un juzgado de Palma contra un comerciante de nacionalidad china y convertirla en una condena por alojar en su establecimiento 22.000 falsificados, de ellos sólo 103 supuestos bolsos de la marca.

En noviembre de 2008, la Policía Local de Palma intervino en un establecimiento de la calle Arquebisbe Aspàreg miles de productos falsificados, sobre todo bisutería y carteras. Se trataba de marcas casi todas de lujo, desde Tous a Dior, Gucci, Versace, Armani, Chanel, Dolce & Gabana o Louis Vouitton. Todos estaban escondidos en cajas y dentro del almacén. Pese a eso, un juzgado de lo Penal de Palma optó por absolver al acusado. El argumento empleado era que las falsificaciones eran tan burdas y de mala calidad que ningún posible comprador podía tomarlas por buenas.

La Audiencia corrige este criterio y sí aprecia la existencia de un delito contra la propiedad industrial. Impone una condena de diez meses de prisión al acusado y una multa de 15 meses en los que tendrá que pagar 12 euros al día.
El acusado no tendrá que pagar por ahora ninguna responsabilidad civil. Louis Vuitton reclamaba una elevada cantidad porque pedía que le compensara como si los bolsos falsos costaran lo mismo que los suyos propios. La Audiencia lo descarta y deja que el fabricante vaya a la vía civil.