Dos años de prisión para el vigilante que colocó un explosivo en Son Espases

| Palma |

Valorar:

El vigilante de seguridad que colocó un artefacto explosivo casero en los baños de urgencias del Hospital Son Espases ha sido condenado por la Audiencia de Palma a 2 años de prisión por un delito de fabricación de aparatos explosivos, con la atenuante de confesión.

El tribunal provincial considera probado que el hombre colocó en los baños de la sala de acceso a las urgencias el 2 de febrero de 2013 un explosivo que él mismo había fabricado con una botella de plástico llena de salfumán, tornillos y bolitas de aluminio, que llegó a explotar, dañó una baldosa y le causó heridas leves en los ojos.

La sección primera de la Audiencia de Palma recuerda en la sentencia que el hombre reconoció desde el primer momento y también el día del juicio ante el tribunal su participación «directa, material y voluntaria» en los hechos.

Ante la circunstancia de que el acusado admitió los hechos desde el principio, evitando investigaciones innecesarias, lo que llevó al esclarecimiento de lo ocurrido, el tribunal estima que procede apreciar la atenuante de confesión como muy cualificada, por lo que le condena a 2 años de prisión, como solicitaba su abogado.

La Fiscalía pedía una condena de 6 años de prisión.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Uffff!
Hace más de 5 años

És terrorisme d'extrema dreta, ergo és terrorisme bo. Això és lo que pensa el bossot d' aqui baix, però per jo tot el terrorisme és un crim que ha de tenir condemnes dures.

Valoración:5menosmas

Pep Gonella
Hace más de 5 años

A cualquier cosa llaman bomba. Me parece algo exagerada la condena de la gamberrada.

Valoración:-9menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1