Harris huye de la policía, aunque poco después es atrapado. | Twitter

9

Un hombre negro murió en Estados Unidos al recibir un disparo tras una persecución y cuando ya había sido reducido por la policía.

Los hechos sucedieron en Tulsa, Oklahoma, el pasado 2 de abril. El fallecido, Eric Harris, de 44 años de edad, era el objetivo de una operación policial en la que agentes de paisano querían sorprenderle vendiendo un arma.

Un vídeo difundido por la misma policía muestra como, al aparecer los coches patrulla, Harris emprende la huida a pie y desarmado. Poco después es localizado y detenido.

Es en el forcejeo en el suelo cuando Robert Bates, un policía en la reserva de raza blanca y 73 años que formaba parte del operativo, confundió su arma de fuego reglamentaria con la pistola aturdidora, y realizó un disparo que resultó ser letal.

Noticias relacionadas

La víctima fue atendida en el lugar de los hechos, pero no pudieron salvar su vida. La oficina del sheriff difundió las imágenes a petición de la familia de Harris, y destacó que era una persona con antecedentes.

Estos hechos suceden solamente una semana después de la muerte de Walter Scott a manos de un policía en Charleston.