Imagen captada del video que grabaron los chicos de la paliza.

46

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía se han hecho cargo de la investigación de una brutal paliza a una menor de edad en la barriada de Son Cladera por parte de un grupo de jóvenes de la zona.


Los agresores, además de propinarle golpes en la cara, arrastrarla, robarle y romperle el teléfono móvil, se dedicaron a grabar el espectáculo y luego difundirlo por redes sociales.

Los hechos se remontan al pasado 11 de julio, concretamente a la una y media de la madrugada, en las inmediaciones de la calle Bartomeu Calatayud con Cala Tuent. En ese instante, una chica de 17 años de edad regresaba a su domicilio. A su paso por un parque próximo se percató de la presencia de un grupo de jóvenes, los cuales, al ver que la chica iba completamente sola y muy borracha, comenzaron a seguirla al tiempo que la increpaban.
En un momento dado este grupo de jóvenes comenzaron a insultarla llamándole cosas como borracha, puta o golfa, al tiempo que intentaban sustraerle el bolso, por lo que le propinaron un puñetazo en la cara haciendo que cayera al suelo, según relató la denunciante en dependencias policiales.

Durante toda la agresión la estuvieron grabando en vídeo, pudiendo observar en el mismo todo lo relatado, así como que la tuvo que socorrer un vecino de la zona propietario de un bar, sito en la misma calle, el cual evitó que le sustrajeran el teléfono móvil, si bien al pedir a los chicos que se lo devolvieran éstos lo tiraron con fuerza al suelo fracturando el mismo y dejándolo inservible, como la menor en su comparecencia.

Momentos después se personó en el lugar una patrulla de la Policía Local de Palma, pero debido al gran estado de nervios y a que iba ebria, no pudo explicar con claridad lo sucedido. Los policías actuantes se entrevistaron con todas las partes y realizaron el correspondiente informe.

«Días más tarde, un amigo de la víctima le manifestó que el vídeo de la agresión estaba circulando entre vecinos del barrio de Son Cladera, por lo que la dicente trató de hacer sus propias averiguaciones consiguiendo el mismo, teniendo éste en su poder y pudiendo aportar las grabaciones a la Policía Nacional. En el vídeo se puede observar con claridad las vejaciones a la que es sometida, cómo la insultan y cómo la agreden. Los únicos datos que tiene de sus agresores es el nombre de uno de los chicos, llamado...», concluye la denuncia.

Rápidamente, el Grupo de Investigación de Distrito Centro del Cuerpo Nacional de Policía se hizo cargo de la investigación y procedió a la detención de varios de los implicados, tanto los autores materiales de la agresión como los chicos que grabaron y distribuyeron las imágenes.


La chica sufrió lesiones importantes, entre ellas la fractura de la nariz y policontusiones por todo el cuerpo.