Previous Next
2

La torrentada ocasionada por el temporal desencadenado el martes por la tarde se llevó por delante toda la arena de la parte central de la playa de Cala Major. En cuestión de minutos, la fuerza del agua arrastró toneladas de arena hacia el mar, provocando un surco de 1,20 metros de profundidad por más de 20 metros de ancho, frente al bar restaurante. Según indicó a Ultima Hora el concesionario de las instalaciones, Javier Pujalte, «este temporal ha ocasionado los peores daños a la playa en 15 años». El solario central aparece ahora como un lecho rocoso, acordonado por seguridad y el tránsito peatonal por parte de los bañistas ha quedado restringido a la orilla. Pujalte advierte de que ésta no es la única zona dañada, ya que donde se encuentra la rampa de acceso a los minusválidos, que se convirtió en una cascada, también ha afectado la pasarela de madera, por lo que ayer solicitó los servicios de una excavadora.

Por otra parte, un conocido centro comercial ubicado en la zona de Portopí también sufrió importantes daños al verse sorprendido por la importante tromba de agua.

El hipermercado se vio sorprendido por la gran acumulación de agua que, en algunos momentos, llegó a superar el palmo de agua por todo el recinto. De hecho, reventó y desencajó las puertas de emergencias del recinto. Las labores de limpieza se prolongaron durante horas. En el Castell d'Alaró un rayo provocó daños materiales.

Noticias relacionadas