14

Un turista fue detenido por agredir y causar lesiones al socorrista de un hotel del municipio de Manacor que un rato antes había amonestado a los hijos y mujer del agresor por considerar que el comportamiento de ellos en la piscina era inadecuado, ha indicado este viernes la Policía Nacional.

El socorrista, de 27 años, tuvo que ser asistido y trasladado al hospital con una ceja partida y un brazo roto tras recibir los golpes del molesto padre de familia.

Según la Policía Nacional todo empezó a media tarde del pasado miércoles cuando la mujer e hijos del detenido que se encontraban en la piscina del hotel y el socorrista les llamó la atención.

A raíz de ello apareció en la piscina el hombre y sin decir ni una palabra se dirigió hacia el socorrista, a quien dio un puñetazo tan fuerte que le derribó y cayó en la piscina.

Al intentar salir de la piscina el socorrista recibió una serie de puñetazos y patadas que pararon cuando consiguió eludir al agresor y buscar refugio en la recepción del hotel.

Los agentes de la Policía Nacional que se hicieron cargo del caso requirieron el envío de una ambulancia ante el aspecto que tenían las heridas sufridas por la víctima a manos de su agresor, quien fue localizado pocos minutos después de que se marchara del lugar.