Fallece un varón de 42 años tras sufrir un accidente de tráfico en Palma

| | Palma de Mallorca |

Valorar:
preload
La Policía Local, en el lugar del accidente.

La Policía Local, en el lugar del accidente.

11-05-2014 | Vasil Vasilev

Los accidentes de tráfico se cobran una nueva víctima mortal en Palma. Se trata de un varón de 42 años de edad y nacionalidad española que, unos minutos antes de producirse el siniestro, había finalizado su jornada laboral y se dirigía hacia su domicilio. Los hechos se produjeron sobre la una y media de la madrugada en la confluencia de las calle Puerto Rico con la avenida México, en el polígono de Llevant de Palma.

En un cruce regulado por semáforos, por causas que están siendo investigadas por agentes de la Unidad de Atestados de la Policía Local de Palma, dos vehículos colisionaron de manera frontolateral.

La víctima mortal circulaba en un Audi A1 de color blanco mientras que dos jóvenes hacían lo propio a bordo de un Seat Ibiza de color negro. A consecuencia del fuerte impacto, el conductor del Audi A1 quedó atrapado en el interior del habitáculo.
Rápidamente, agentes de la Policía Local de Palma, ambulancias medicalizadas del SAMU-061 y una clínica privada y los Bombers de Palma se desplazaron hasta el lugar del suceso. A pesar de los esfuerzos, los facultativos no pudieron hacer nada para salvarle la vida. Tras comunicar el fallecimiento a la autoridad judicial, el magistrado de guardia ordenó el levantamiento del cadáver.

Varias grúas procedieron a la retirada de los coches que fueron trasladados hasta el cuartel de la Policía Local de San Fernando de Palma donde su unidad de expertos realizarán una exhaustiva investigación para tratar de esclarecer los hechos.

Cabe destacar que el conductor implicado en el siniestro dio negativo en la prueba de alcoholemia. La víctima mortal era una persona que trabajaba en la sección de talleres de Diario de Mallorca y se trata de un hombre casado, con dos hijos y muy apreciado. Nada más producirse el siniestro, fueron muchos los compañeros de profesión que lamentaron profundamente su pérdida.