En la imagen, llegada al puerto de Vigo de una de las embarcaciones de Salvamento Marítimo con los cuerpos rescatados.

0

Tres tripulantes del buque arrastero 'Mar de Marín' han perdido la vida y otros dos han desaparecido este martes en plena Ría de Vigo al colisionar su embarcación con el mercante 'Baltic Breeze', un buque 'bull carrier' de tipo 'ro-ro' con bandera de Singapur dedicado al transporte de automóviles que se dirigía a Vigo para cargar vehículos de Citroën. El pesquero había descargado en el puerto y volvía a faenar.

Los tripulantes fallecidos del 'Mar de Marín' cuyos cuerpos ya fueron recuperados son el segundo patrón, Alejandro García Castro, vecino de Barro (Pontevedra); el marinero encargado de engrasar el barco, Carlos Santos Villar, vecino de Cangas; y el primer mecánico, Hassan Boudra, natural de Marruecos y vecino de Marín.

Por su parte, los dos pescadores que continúan desaparecidos tras el hundimiento del buque arrastrero en la ría de Vigo son Manuel Domínguez Mallo, vecino de Marín y Alexandre Nkeith, original de Ghana.

Los otros cinco miembros de la tripulación fueron rescatados con vida y son Gonzalo Santiago Torres y Juan Ramón Santiago Torres --ambos de Marín aunque el segundo vive en Pontevedra--, Gumersindo Márquez Arias, también vecino de Pontevedra; Francisco Javier Pazo, de Marín y patrón del pesquero y un biólogo de Ferrol.

Así lo han confirmado a los medios el gerente de la Asociación de Armadores de Buques de Pesca de Marín, Juan Carlos Martín Fragueiro; y Francisco Freire, de la armadora del buque, Pesquera Loira.

Ambos han explicado que la colisión con el mercante 'Baltic Breeze' se produjo cuando el 'Mar de Marín' volvía al caladero del Cantábrico Noroeste a faenar después de haber descargado sus capturas en puerto. También han asegurado que el arrastrero, que faena entre aguas del Miño y del Bidasoa, contaba con todos los dispositivos de localización y de seguridad en regla.

Autopsias e investigación

Los cadáveres han sido trasladados al Hospital Nicolás Peña para la práctica de las autopsias y el Juzgado de Instrucción número 7 de Vigo se ocupa del asunto, según fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), puesto que era el que estaba de guardia cuando ocurrió el accidente.

Por su parte, la alcaldesa marinense, María Ramallo, ha indicado que el mercante con el que chocó el arrastrero es un buque 'bull carrier' de tipo 'ro-ro' con bandera de Singapur dedicado al transporte de automóviles que se dirigía a Vigo para cargar vehículos de Citroën.

Hundido a 57 metros

Mientras, Salvamento Marítimo ha localizado el pecio del 'Mar de Marín' a unos 57 metros de profundidad, aunque las condiciones meteorológicas adversas impiden que los buzos puedan sumergirse para inspeccionar el barco.

El equipo, que ha intervenido a bordo de la 'Salvamar Mirach' y ha utilizado un sónar, está formado por cinco buzos del grupo especial de actividades subacuáticas, procedente de la base estratégica de Salvamento Marítimo de Fene, un sargento del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) y dos técnicos de la Universidade de Vigo, que han localizado el pesquero a 1,4 millas al suroeste del islote del Boeiro, al sur de las Illas Cíes.

Fuentes de Salvamento Marítimo han confirmado a Europa Press que las condiciones meteorológicas adversas impiden que los buzos puedan iniciar la inmersión para inspeccionar el arrastrero, para comprobar si los dos desaparecidos se encuentran en el interior del buque. Así, han precisado que se sumergirán sólo cuando mejore el tiempo.

La búsqueda de los desaparecidos, que está siendo coordinada por el Centro de Salvamento Marítimo de Vigo, dependiente del Ministerio de Fomento, también continúa por aire, con los helicópteros 'Pesca 1', dependiente de la Xunta, el 'Cuco 03' de la Guardia Civil, el 'Angel' de la Policía Nacional y el 'Helimer 203', de Salvamento Marítimo.

Además, por tierra, colaboran efectivos de Protección Civil de Cangas y, por mar, las embarcaciones 'Salvamar Mirach' y la 'María Pita', de Salvamento Marítimo; la 'Corvo Mariño', de la Guardia Civil; la 'Serra Barbanza' y la 'Ría de Vigo', de la Xunta; y la 'Patrullera Halcón', de Vigilancia Aduanera, además de varios pesqueros que estaban en la zona.