Parte del techo del módulo B del aeropuerto de Palma se ha derrumbado. | UH

23

Los vientos huracanados que azotaron la Isla durante toda la jornada de ayer provocaron numerosos incidentes en diferentes puntos de Mallorca. Los más destacados se registraron en el aeropuerto de Son Sant Joan de Palma donde parte del techo de la terminal del módulo B se desplomó y tuvo que ser desalojada.

El Seib-112 comunicó que sobre las 15.30 horas de ayer, por motivos de seguridad y precaución el personal de emergencias decidió desalojar la terminal aeroportuaria sin que se produjeran heridos ni cancelaciones. Las fuertes rachas de componente oeste dificultaron las labores de atraque del crucero Costa Pacífica, de la naviera Costa Cruceros, que tuvo que retrasar por espacio de tres horas su entrada en el Port de Palma.

El práctico del puerto decidió cambiar la línea de atraque para facilitar esta operación, que comenzó sobre las siete de la mañana y culminaron sobre las diez de la mañana. El barco, con más de mil pasajeros, entre pasajeros y tripulación, no sufrió ningún daño.

En Palma, según los equipos de emergencia, volaron numerosos toldos, macetas y objetos de terrazas y balcones, pero no hubo que lamentar daños de consideración. En Sóller, el temporal de viento arremetió con fuerza y pudieron verse imágenes de olas de más de cinco metros de altura arremetiendo contra las rocas.

En Alcúdia, una embarcación que estaba amarrada en puerto se vio superada por una ola de considerable tamaño que provocó su hundimiento.

Por otra parte, la Aemet informó que en Alfabia se alcanzaron ayer rachas de viento de 144 km/h; el récord está en los 192 km/h registrados en 1975. En el resto de la Isla, el viento también sopló con fuerza durante la jornada de ayer, aunque no tanto como en Alfabia; destacan los 97 km/h de Portocolom y los 84 km/h del dique del oeste de Palma.