Un Renaut Megane colisionó contra una furgoneta de empresa dejando un balance de un muerto y un herido grave. | Vasil Vasilev

32

Las carreteras de Mallorca se cobran una nueva víctima mortal. Uno de los conductores, un joven de 21 años de edad que permanecía en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital de Son Espases falleció, a última hora de la tarde de ayer en el hospital de Son Espases.

Según las primeras hipótesis de la investigación, a falta del cierre del atestado oficial practicado por la Guardia Civil de Tráfico del destacamento de Manacor, todo apunta a que una furgoneta de empresa que circulaba dirección ses Salines en una curva perdió el control, invadió el carril contrario y colisionó frontalmente contra un Renaut Megane que circulaba dirección Campos. El conductor, acababa de dejar a un compañero de trabajo en su casa de Campos y parece ser que el coche se le fue en una curva debido a que el asfalto estaba mojado. El impacto fue tan grande que el motor de la furgoneta salió despedido y apareció a 50 metros del lugar de la colisión. Los dos conductores fueron trasladados en estado crítico hasta la Policlínica Miramar y Son Espases, respectivamente. El segundo implicado está grave, pero no se teme por su vida.

Por otra parte, 12 vehículos se vieron implicados en la mañana de ayer en una serie de accidente múltiples en la vía de cintura de Palma en los que no hubo heridos.