Unas 400 personas participaron en la marcha que partió del campo de fútbol de Son Ferrer. | Michel's

19

Unas 400 personas asistieron ayer a la concentración y marcha reivindicativa para que no se olvide el caso de Malén Ortiz, la joven de 15 años desaparecida desde el pasado 2 de diciembre en Calvià. Los asistentes, encabezados por el padre de la menor, Alejandro Ortiz, se reunieron en el campo de fútbol de Son Ferrer y fueron a pie hasta la rotonda de Piratas, donde fue vista la joven por última vez después de bajarse del autobús.

Los padres de Nora Ayala, la chica de 15 años fallecida en Palma víctima de una red de prostitución y tráfico de drogas, habían anunciado su presencia en la concentración. No obstante, el matrimonio no pudo acudir a Son Ferrer ya que había tenido que viajar fuera de Mallorca, debido a que al padre de él le había dado un infarto y su estado de salud era delicado.

Los asistentes a la concentración portaron carteles con la imagen de Malén Ortiz y colgaron globos con su nombre a lo largo del paseo. Las personas que encabezaban la marcha llevaban una pancarta con fotos de la adolescente y lemas de «no vamos a parar hasta encontrarte» y «no nos vamos a olvidar».

Alejandro Ortiz manifestó que «sabemos que las autoridades están buscando, pero esta convocatoria es para que vean que nosotros no nos olvidamos del caso, para que no bajen los brazos y sigan buscando al cien por cien a Malén».