José Fernando junto a su padre, en una imagen de archivo. | Efe

16

La Fiscalía de Sevilla se ha opuesto a la petición de libertad de José Fernando -el hijo del torero José Ortega Cano- que fue encarcelado el pasado 14 de noviembre por una agresión en un club de alterne, al considerar que aún quedan «diligencias esenciales» por practicar.

Fuentes del caso han informado a Efe de que la Fiscalía se ha opuesto tanto a la libertad de José Fernando como de sus otros dos amigos que cumplen prisión preventiva.

Las diligencias pendientes se refieren a la rueda de reconocimiento de los cinco acusados que está prevista para el viernes, han indicado las citadas fuentes.

José Fernando ha pedido la libertad porque tiene una oferta de trabajo y por su correcto rendimiento escolar.

El hijo de Ortega Cano ha aportado a la juez la oferta de trabajo de un empresario que afirma saber que el joven «siempre ha trabajado de forma honrada».

También ha aportado un certificado de que es un «alumno normal» firmado por un instituto de Alcobendas (Madrid), localidad próxima a la urbanización donde la madre del joven, Rocío Jurado, poseía una vivienda.

Sin embargo, tiene su residencia en la localidad de Castilblanco de los Arroyos (Sevilla), donde Ortega Cano posee una finca en la que ha vivido la familia.

Además, ha aportado su matrícula en un centro de enseñanza a distancia, un estudio psicológico que se le hizo en su día y una propuesta de ingreso en un centro de desintoxicación, según las citadas fuentes.

Esta última propuesta deriva de la drogadicción que ha alegado su defensa por su futura repercusión favorable en la condena que se le pueda imponer por los delitos de lesiones, robo violento y daños que se le imputan.

Además, el torero Ortega Cano ha depositado en el Juzgado la cantidad de 1.200 euros para hacer frente a las futuras responsabilidades civiles de su hijo, lo que permitiría aplicarle la atenuante de reparación del daño.