PALMA. VIVIENDAS DE S'INDIOTERIA. FOTOS: PEDRO PRIETO | ALEJANDRO SEPULVEDA

75

Estrella vive atemorizada. Un grupo de okupas que han 'tomado' literalmente su edificio en la barriada de sa Indioteria le han propinado una brutal paliza y le han dejado malherida. Los hechos se produjeron hace unos días, cuando el canal nacional de televisión Cuatro estaba grabando un programa sobre la problemática existente en la comunidad.

«Cuando menos me lo esperaba, se abalanzaron sobre mí y me dieron golpes por todas partes: cabeza, brazos, costados … Y, pues ya ve, me han tenido que poner un collarín», le contaba, en la mañana de ayer, a Guillem Navarro, regidor de Seguretat Ciutatana de l'Ajuntament de Palma cuando se desplazó a su domicilio.

Estrella se encontraba con otras dos vecinas acosadas constantemente por algunos de los okupas de viviendas que el banco quitó al dueño por no poder hacer frente a la hipoteca. La situación del edificio es lamentable. Algunas de las casas ocupadas ilegalmente por familias gitanas se celebran peleas de gallos y alguna que otra fiesta nocturna.

Además, los okupas se desentienden del cuidado de las viviendas y son constantes las filtraciones de agua a otros pisos. En las citadas viviendas se fuman porros, montan fiestas hasta altas horas de la madrugada y los vecinos temen que el día menos pensado salgan todos ardiendo.

Las agresiones y amenazas son constantes, golpes en las puertas, apagones provocados porque alguien se lleva los plomos se convierte en el pan nuestro de cada día. Algunas de las familias que viven legalmente en el edificio han llegado a que sus hijos no acudieran al colegio por miedo a que fuesen agredidos. El regidor de Policía Local, Guillem Navarro alertó a la Unidad contra la Violencia de Género y los funcionarios escoltaron a los menores hasta el centro educativo.

Por su parte, el responsable de Seguretat Ciutadana se reunirá con el jefe superior del Cuerpo Nacional de Policía, Antonio Emilio Jarabo de la Peña, para ver de qué modo se puede actuar conjuntamente ante esta emergencia. «El alcalde de Palma -nos decía Navarro- también se ha puesto en contacto con el fiscal para agilizar los trámites. Igualmente, nos entrevistaremos con los bancos propietarios de estas casas para que asuman sus responsabilidades respecto a los pisos de su propiedad ocupados».