Dos ciclistas observan el paisaje arrasado por el incendio desde la carretera de Andratx a Estellencs, en la Serra de Tramuntana de Mallorca. | Michel's

1

El Instituto Balear de la Naturaleza (Ibanat) ha dado, a las 15.15 horas de hoy, por extinguido el incendio de la Serra de Tramuntana que se inició el pasado 26 de julio y que ha calcinado 2.335 hectáreas de masa forestal.

El incendio, que se inició hace 18 días en la zona de Sa Coma Caliente, en Andratx, ha dejado 2.140,2 hectáreas quemadas en este municipio, 187,3 hectáreas afectadas de Estellencs y 7,5 más de Calvià, informa en una nota de prensa la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio.

A pesar de que dentro del perímetro hay zonas que no han sido afectadas, se calcula que se han quemado 2.208 hectáreas de vegetación forestal, entre matorrales (1.363 ha), pinar y otros árboles (805 ha) y vegetación de acantilados (40 ha), así como 126 hectáreas de vegetación agrícola.

El 86 % de la superficie calcinada pertenece a fincas de propiedad privada y el 55 % del total afectado (1.282 ha) pertenecen al Paraje Natural de la Serra de Tramuntana, que se ha visto afectado en un 2 % por este incendio, que se considera el más devastador de las Islas Baleares desde que se tiene constancia.

Desde el pasado viernes 2 de agosto, cuando se dio por controlado el fuego, varias dotaciones terrestres y aéreas del Ibanat han trabajado día y noche en el perímetro del incendio para remojar la superficie quemada y apagar las reavivadas que se han ido produciendo, especialmente en las zonas ubicadas entre d'Es Grau y Son Fortuny, Ses Alquerioles y Es Penyal d'en Rigo y alrededores de Estellencs.

Noticias relacionadas

Cerca de un millar de personas han participado activamente en el operativo de extinción que ha contado con una treintena de medios aéreos y cientos de dotaciones terrestres del Ibanat, Bomberos de Mallorca, Bomberos de Palma, del Ministerio de Agricultura, Medio Ambiente y Alimentación y de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que se desplazó a la isla durante los cuatro primeros días del incendio, en los que llegó a declararse de nivel de emergencia 2.

Este operativo también ha contado con el apoyo de la Guardia Civil, Protección Civil, Servicio de Emergencias 112, Cruz Roja, SAMU061, Salvamento Marítimo, Departamento de Carreteras de Consejo de Mallorca, Policías Locales y ayuntamientos implicados, así como otros colectivos y particulares que han colaborado voluntariamente en la extinción del fuego y en la atención de los afectados, especialmente de las más de setecientas personas que tuvieron que ser evacuadas preventivamente.

A partir de ahora, todos los esfuerzos se centrarán en la recuperación de la zona quemada, que se calcula que tardará 80 años en volver al estado ecológico en que se encontraba antes de este incendio.

La semana pasada se constituyó la comisión Tot(s) per sa Serra para aglutinar y canalizar todas las iniciativas públicas y privadas que vayan encaminadas a recuperar la zona.

El Punto de Información Ambiental (PIA) es el encargado de gestionar estas propuestas a través del teléfono gratuito 900 15 16 17 y del correo electrónico pia@dgqal.caib.es.

El Govern insiste en que nos encontramos en época de alto riesgo de incendio forestal y que deben extremarse las precauciones y evitar imprudencias en todas aquellas actividades en entornos bosques o cercanas y avisar al 112 en caso de ver fuego o humo.