El incendio ha arrasado más de 1.800 hectáreas. | ultimahora.es

37

El Servicio de Emergencias 112 ha informado que la finca del Galatzó ha sido desalojada a consecuencia del incendio que afecta a la Serra de Tramuntana desde el pasado viernes y al hecho de que el viento ha vuelto a cambiar de dirección. Por otro lado, el jefe del departamento de Emergencias del Ejecutivo balear, Miguel Angel Andreu, ha negado que hayan valorado desalojar también los municipios de Galilea, Puigpunyent y Banyalbufar.

En declaraciones a los medios tras una reunión de coordinación, Andreu ha explicado que sí han sido desalojados 83 turistas y alrededor de 12 trabajadores en la finca del Galatzó, si bien ha añadido que en ese momento no han valorado desalojar otras localidades como Puigpunyent o Galilea.

«En ningún caso hemos valorado esa circunstancia» ha manifestado el responsable de Emergencias, que ha añadido que este supuesto únicamente se daría en el caso de que cambiase «de manera radical el avance del fuego».

Noticias relacionadas

Andreu, quien ha recordado que la superficie de masa forestal afectada es de 1.800 hectáreas, ha indicado que la previsión meteorológica es que, a partir de las 20.00 horas, el viento «amaine un poco» y que, por tanto, «no sea tan desfavorable» como lo ha sido esta tarde.

Asimismo, ha considerado que los 28 medios aéreos y los alrededor de 415 humanos que están trabajando en tareas de extinción del fuego son «más que suficientes» y representan una cifra «muy aceptable» porque nunca había habido tantos medios aéreos trabajando en un incendio en la isla. No obstante, esta misma noche, sobre las 22.00 horas, llegará una nueva sección de la Unidad Militar de Emergencias (UME), con «más medios y personal dispuesto a trabajar».

Por otro lado, ha indicado que algunos vecinos desalojados de Estellencs momentáneamente han acudido, acompañados por profesionales de Emergencias, a sus viviendas para ver si éstas se encontraban en buenas condiciones o para dar comida a sus animales, si bien posteriormente han vuelto a la «zona de repliegue» y continúan en el polideportivo de Esporles.

Los efectivos que se encuentran trabajando en la zona están trabajando para que las zonas no lleguen a la zona de carrizo, puesto que esto ayudaría a que el fuego se propagase más rápido.