Familiares de las víctimas del tren Alvia, accidentado ayer en las inmediaciones de la estación de tren de Santiago de Compostela, en el pabellón Multiusos Fontes do Sar, donde está instalada la morgue provisional. | Efe

64

Al menos 80 personas han fallecido y 130 han resultado heridas esta pasada noche en las inmediaciones de Santiago de Compostela en un accidente de tren, el primero mortal en una línea de Alta Velocidad. Renfe ha habilitado el teléfono 900 101 660 para atender a las familias de los afectados por el descarrilamiento tren.

El siniestro se registró a las 20.41 horas, cuando trece vagones de un tren Alvia, en el que viajaban 247 pasajeros y que cubría la ruta entre Madrid y Ferrol, descarrilaron en un accidente cuyas causas se están investigando, y cuya primera hipótesis apunta a un exceso de velocidad, según han indicado a Efe fuentes de la investigación.

El Ministerio del Interior ya ha descartado que se trate de un atentado y el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, ha indicado en el lugar del siniestro que no tienen "ningún indicio de que haya sido una causa externa", aunque no ha querido descartar ninguna hipótesis.

Renfe ha informado a Efe de que el tren, un Alvia que cubría la ruta Madrid-Ferrol-, descarriló en una curva a la entrada de la estación de Santiago, en el primer accidente mortal en una línea de Alta Velocidad en España.

Noticias relacionadas

Testigos presenciales han precisado a Efe que el convoy se partió en dos, y la máquina y los cuatro primeros vagones descarrilaron, otro intermedio voló sobre un terraplén hasta caer muy cerca de unas viviendas, y el resto volcó.

Vecinos de la zona también han indicado que el tren iba a una "velocidad normal" para entrar en la estación y que llegaron a escuchar un ruido, previo al descarrilamiento, y acto seguido ya se produjo una gran humareda.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoó, ha cifrado, en declaraciones a TVE, entre 45 y 47 las víctimas mortales y en 70 los heridos en este accidente ferroviario, el tercero más grave ocurrido en la historia de España, después del registrado en 1944 cerca de la estación de Torre del Bierzo -en el que pudo haber hasta 500 víctimas mortales- y el de la línea Cádiz-Sevilla en 1972 -con 77 muertos-.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, que se ha desplazado al lugar de la tragedia, no ha querido adelantar las causas del accidente, y ha subrayado que están trabajando en el rescate de las víctimas.

Mientras, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que sigue "al minuto" los datos del siniestro, viaja mañana a primera hora a la capital de Galicia, donde la Xunta ha movilizado todos sus recursos para hacer frente a esta grave emergencia.

Asimismo, el Rey se ha puesto en contacto telefónico con el presidente de la Xunta y con la ministra de Fomento para interesarse por el accidente.

Renfe ha habilitado un número de teléfono para atender y dar información a los familiares de los pasajeros del tren Alvia, el 900.101.660, mientras que la atención a los familiares de las víctimas se va a centralizar en el edificio de Cersia.

El Ayuntamiento de Santiago de Compostela ha suspendido todos los actos de la festividad del Apóstol, incluso el tradicional espectáculo de pirotecnia y luces que estaba previsto celebrar esta noche en la Plaza del Obradoiro, en la víspera de esta festividad del 25 de julio.