Piden 13 años para el acusado de violar a una joven amenazándola con una navaja en S'Arenal

| Palma de Mallorca |

Valorar:

La Fiscalía reclama 13 años de cárcel para un joven de 23 años acusado de agredir sexualmente a una joven a la que acababa de conocer en una discoteca de Palma, amenazándole con «cortarle el cuello» mientras esgrimía una navaja si no accedía a sus pretensiones. Junto a él fue procesado por un delito del deber de socorro el amigo que le acompañaba, si bien se encuentra en situación de rebeldía.

Mediante su escrito de calificación, el Ministerio Público solicita asimismo para el inculpado, Besir B., una multa de 480 euros y que indemnice a la afectada con 600 euros por las heridas que le causó y con 3.000 por los daños morales ocasionados. El acusado, de nacionalidad alemana, se sentará en el banquillo el viernes de la próxima semana para ser juzgado por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Palma.

Según la acusación, los hechos tuvieron lugar durante la noche del 23 de agosto de 2012, cuando los dos amigos conocieron a la joven en una discoteca de S'Arenal y entablaron conversación con ella, para dirigirse al cabo de un tiempo al hotel en el que ambos se hallaban hospedados. Una vez allí, tanto el amigo del acusado como la chica mantuvieron relaciones sexuales consentidas, mientras Besir B. se encontraba en el balcón de la habitación y posteriormente se encerraba en el cuarto de baño para colocarse un preservativo.

Así, después de que los otros dos jóvenes finalizasen el acto sexual, el procesado salió del cuarto de baño tras haberse quitado los pantalones y, con ánimo libidinoso, se abalanzó sobre la víctima tirándola sobre la cama y esgrimiendo en su mano una navaja tipo cuchilla de afeitar, mientras le decía «abre las piernas, que si no te voy a cortar el cuello», según postula la Fiscalía.

Tal y como prosigue en su escrito, el acusado le colocó el cuchillo en el cuello y consumó la agresión sexual, causando a la joven durante el forcejeo para vencer su voluntad varios cortes de hasta ocho centímetros de longitud, eritemas y heridas que precisaron para su curación una primera asistencia facultativa. El fiscal le acusa de un delito de agresión sexual y de una falta de lesiones.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.