Imagen de Jose Bretón en la sala de vistas a través de la pantalla de televisión de la sala de prensa instalada en los juzgados de Córdoba. | Rafa Alcaide

6

La fiscal del caso Bretón, María Angeles Rojas, ha asegurado que no tiene «la más mínima duda», en base a todas las pruebas recogidas, que el acusado mató «de la forma más cruel posible» a sus hijos, Ruth y José, a quienes tenía bajo su custodia y los llevó a la finca familiar de Córdoba para «cometer el crimen» alejado de las miradas y «quemándolos» en dicha parcela. El fiscal jefe de Córdoba, José Antonio Martín-Caro, ha dicho que el juicio «no es fácil» y pide la «mejor voluntad» de todos.

De este modo, la representante del Ministerio Público ha comentado que se va «a comprobar» que la «historia» de José Bretón sobre la supuesta desaparición de los niños en el Parque Cruz Conde de Córdoba «se ha desmontado poco a poco» y, a su juicio, «es un asesino y mató a sus hijos el 8 de octubre de 2011».

Asimismo, la fiscal ha recomendado a los nueve miembros del jurado, siete mujeres y dos hombres, que «se tranquilicen» y que «no estén preocupados», y aunque «lamentablemente este suceso ha protagonizado durante mucho tiempo todas las primeras páginas de los medios de comunicación y todo lo que ustedes saben», les ha pedido que «se olviden de todo aquello que sabían con anterioridad» y «todas las ideas preconcebidas con anterioridad», porque «solo se juzgará con las pruebas de la sala».

Entretanto, les ha expuesto al jurado que la defensa «a día de hoy aún entiende» que Bretón perdió a sus hijos en el parque, pese a las pruebas «objetivas que existen». En definitiva, la fiscal ha considerado la versión de la defensa como «pura fantasía».

Noticias relacionadas

Asimismo, el magistrado presidente del Tribunal del Jurado del caso, Pedro Vela, ha admitido dos nuevos testigos solicitados por la defensa, concretamente la hermana de Ruth Ortiz, la madre de los dos niños supuestamente asesinados, y su excuñada, al tiempo que la acusación particular ha advertido que dichas personas tienen «graves» problemas de salud mental.

«Estamos en presencia de un monstruo»

Por su parte, la abogada de la acusación particular, María del Reposo Carrero, ha detallado que Ruth Ortiz tenía «claro» desde el principio que «no volvía a ver» a sus hijos, a lo que añade que «cuesta trabajo imaginar que un ser cualquiera sea capaz de hacer lo que ha hecho».

La abogada ha advertido al jurado que Bretón «a veces parece una persona normal», pero les pide a los miembros que se fijen en su «discurso contradictorio cada vez que habla, impone su voluntad y dirige a su letrado», y no sabe «si sus hijos están aún dando vueltas en el parque».

Igualmente, apunta que no es «un loco» ni ha cometido los hechos por «un impulso o un arrebato», sino que «estamos en presencia de un monstruo», en alusión a palabras de Ruth Ortiz y, a su juicio, «una persona malvada».

Tras recriminar que Bretón es «un estricto que raya lo indeseable» y cuyos hijos «no lo querían, lo temían», la abogada comenta que en la familia del acusado «sabían» que «algo podía ocurrir y era como una muerte anunciada», si bien anticipa que la familia paterna «no se atreverá» a declarar, porque «si dice mentiras como ha hecho» en otras ocasiones, «serían imputados por delito de falso testimonio», motivo por el que cree que podrían ser «la prueba fundamental».

En cuanto a la defensa, el abogado José María Sánchez de Puerta destaca que va a hacer «todo lo posible por llevar al ánimo» del jurado que «las acusaciones se basan en suposiciones y carecen de valor alguno», al tiempo que lamenta que se considere a su cliente como «un demonio, Satanás», después de que «jamás» él le ha hablado de sus hijos «en pasado», por lo que cree que «están vivos».

Al respecto, se pregunta que «una persona que intenta arreglar su matrimonio» con una carta y flores a su mujer, «cómo se le puede ocurrir esta locura de matar a sus hijos y quemarlos en la misma hoguera, no es la conducta normal de cualquier persona», ha apostillado el letrado.

«No es un juicio fácil ni habitual»

El fiscal jefe de Córdoba, José Antonio Martín-Caro, cree que el juicio «no es un juicio fácil, ni habitual, ni sencillo» y ha confiado en la «disposición» y la «mejor voluntad» de todos.

En una entrevista en Espejo Público, recogida por Europa Press, Martín Caro ha dicho que se trata del juicio que «más seguimiento» ha tenido de todos los que se han celebrado «nunca» en la provincia de Córdoba y ha pedido la colaboración de los medios de comunicación para «trasmitir confianza en la justicia».

Con respecto al jurado popular, el fiscal ha defendido que hay personas «suficientes» para que formulen una «adecuada solución» y, sobre la poca confianza de la defensa en los jurados populares, ha dicho que ésta es «libre de adoptar la estrategia que estime» oportuna y ha previsto que la misma no supere los «límites inaceptables».

Martín-Caro ha subrayado que Bretón está en «su derecho» de mantener hasta el final la postura que ha adoptado hasta ahora y que el trabajo de la Fiscalía se centrará en «demostrar al tribunal que las cosas han ocurrido de otra forma».

Así las cosas, ha recordado que el debate se produce ahora ante el tribunal y ha confiado en que éste condene a Bretón «en base a documentos y pruebas aportadas en el juicio».

El primo de Ruth espera que a Bretón «le caiga lo máximo»

Juan David López, primo de la madre de los menores, ha expresado su confianza en que a Bretón «le caiga lo máximo», y desea que el juicio termine «lo antes posible».

En declaraciones a los periodistas y cuestionado por cómo afronta la familia el comienzo del juicio, López ha indicado que «el ánimo está perdido desde que se perdieron los niños».

«Intentaremos que le pongan la mayor pena, pero aunque le pongan 20 ó 40 años los niños están muertos», ha lamentado. Así, ha indicado que «los niños están muertos y no porque cumpla una pena salen los niños adelante».

Juicio en la calle

Según el portavoz del Sindicato Unificado de Policía (SUP), José María Benito, «el juicio que se está produciendo en la calle influirá en la sentencia sobre José Bretón». Por ello, el portavoz de los policías ha asegurado que, a su juicio, debería ser un jurado profesional quien juzgara el caso.

Además, según ha señalado en declaraciones a la Cadena Cope recogidas por Europa Press, «hay pruebas suficientes para condenar al padre de Ruth y José» y ha descartado que aparezcan nuevas pruebas.

Benito ha destacado la «tranquilidad pasmosa» con la que actuó Bretón ante la desaparición de sus dos hijos y que, a su juicio, se debe a que «creía que nunca se iban a encontrar los restos». «Un padre que verdaderamente ha perdido a sus hijos estaría desesperado, dando botes, saltando, sería más convincente en sus gestos y en sus actuaciones», ha indicado.

En el mismo orden de cosas, el alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, ha asegurado que espera que «se haga justicia», al tiempo que ha recordado a la madre de los menores y a su familia «todo el apoyo» en estos complicados momentos.

En declaraciones a Europa Press, el alcalde espera que «por fin se haga justicia» al objeto de que la madre «de algún modo pueda poner fin al calvario» que ha pasado todo este tiempo.

Asimismo, Rodríguez ha remarcado que, desde la desaparición de los niños, los onubenses «siempre han demostrado su apoyo» a la familia con multitudinarias concentraciones para pedir su regreso, así como la ciudad pondrá el nombre de los niños a un espacio público en memoria de Ruth y José.