Género incautado en la Platja de Palma. | A. Sepúlveda

27

Macrorredada en Platja de Palma contra la prostitución ilegal, la venta ambulante y el control y vigilancia de los locales comerciales de la zona. El operativo policial se dividió en dos partes. La primera de ellas se inició, en la madrugada del miércoles al jueves, en primera, segunda y tercera línea de playa.

Algo más de una treintena de agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local de Palma practicaron, de manera conjunta, una redada contra la prostitución ilegal y la venta ambulante. Durante la misma, los agentes procedieron a la identificación de más de 50 personas y se detuvo a dos prostitutas ilegales acusadas de un delito contra la Ley de Extranjería.

Dispositivo policial

En el dispositivo, participaron agentes de la comisaría de playa, la UCRIF, Seguridad Ciudadana y las diferentes unidades de élite de la Policía Local. Por otra parte, unas horas más tarde, concretamente a las 18 horas de ayer, más de 40 agentes de la Policía Local arropados por 20 funcionarios de la Policía Nacional irrumpieron en dos fases en 30 locales.

La policía disponía informes en los que se acreditaba que los citados locales suministraban género irregular a los más de 2.000 vendedores ambulantes que ‘trabajan’ en la Platja de Palma. En esta ocasión, los policías locales registraron los establecimientos y se incautaron de todo aquel género de dudosa procedencia.

Finalmente, la Policía Nacional a través de sus grupos específicos de Delitos Económicos y Extranjería levantaron los correspondientes expedientes. Al cierre de esta edición, numerosos agentes aun proseguían trabajando en la zona luchando contra la proliferación de la prostitución ilegal y venta ambulante.