Los terneros fallecidos en la explotación ganadera de Campos.

1

El veterinario condenado a indemnizar con más de 5.000 euros a una ganadería de Campos por la muerte de 15 terneros, dio a estos animales medicamentos destinados exclusivamente a la especie porcina y provocó que fallecieran en menos de 24 horas. Los responsables de la explotación afectada, Can Tonet 2000 S.L., se mostraron satisfechos ayer por la sentencia de la Audiencia Provincial que reconoce la negligencia del veterinario.

No obstante destacaron que «el daño no ha sido resarcido al cien por cien, la valoración en carne de los animales, frente a la valoración de reposición del bien (animal vivo) difiere notablemente en nuestra contra», y lamentaron «tener que asumir también las costas judiciales e informe pericial judicial, cuando la parte demandante debería haber al menos facilitado valoración pericial del daño».

Los hechos ocurrieron en agosto de 2011. Desde Can Tonet explicaron ayer que no quisieron dar repercusión mediática de la muerte de los terneros entonces, para no perjudicar al sector ganadero ante posibles especulaciones.

Algunos terneros de su explotación presentaban un cuadro incipiente de síndrome respiratorio bovino (SRB), una de las patologías más comunes en ganado vacuno. Ante los primeros síntomas llamaron al veterinario para evitar el desarrollo de la enfermedad. Sin embargo, uno de los medicamentos que usó estaba destinado exclusivamente a la especie porcina y los 15 terneros murieron por intoxicación en menos de 24 horas.

Ahora el caso ha quedado resuelto en los tribunales y el veterinario debe indemnizar a los perjudicados. Después de todo el proceso, que ha durado más de un año y medio, «la pequeña explotación ganadera ya cuenta con casi el mismo número de animales que perdió», indicaron los responsables.