Más de medio millar de personas arroparon, en la tarde de ayer, a todos los premiados. | T. Ayuga

47

El Castell de Bellver acogió, en la jornada de ayer, el acto de la entrega de medallas y distinciones correspondiente a la Diada de la Policía Local Palma. El cuerpo policial se vistió de gala para rendir honores a los diferentes premiados.

En primer lugar, todos los policías que se han jubilado o que se jubilarán durante este año recibieron una distinción en reconocimiento del trabajo realizado durante toda su vida. Acto seguido, también fueron distinguidos todos los agentes que conmemoran los 25 años de servicio y todos aquellos que por su trayectoria profesional fueron merecedores de una felicitación de Alcaldía.

Finalmente, uno de los momentos más esperados de la jornada fue la entrega de las medallas al mérito policial con distintivo blanco. Se trata de un reconocimiento a personas o instituciones que se han distinguido por su manifiesta y permanente colaboración en el trabajo de la Policía Local de Palma y de aquellos policías que han destacado por sus actuaciones meritorias que supusieron una intervención de excepcional valor en defensa de los derechos y libertades de los ciudadanos.

Entre los premiados se encontraban Antonio Emilio Jarabo, jefe superior del Cuerpo Nacional de Policía; Bartomeu Barceló, fiscal superior de Balears; Ana María Sanjosé , jueza titular del juzgado de Instrucción Número 5 de Palma; José María Lavilla, comandante del sector naval de Balears; Pedro Manuel García, alférez jefe del Seprona de la Guardia Civil; Raúl Izquierdo Rodríguez, director del área de Sanitat de la Delegación del Gobierno de Balears; Luis Grau, asesor técnico jubilado de la Secretaría General de la Conselleria d'Administracions Públiques; Unisport Consulting, representada por su director Manuel Hernández, y Dornier, cuya medalla fue recogida por su director general, Francisco Javier Mateos Jiménez.