Carlos Portalo, el abogado de 'La Paca', ayer, en su despacho palmesano. | ALEJANDRO SEPULVEDA

45

«Para ser sincero, la sentencia de la Audiencia no me la esperaba ni yo. Pensaba que tendríamos que recurrir y cuando supe que la habían absuelto me llevé una sorpresa». Carlos Portalo, el abogado de 'La Paca', sostuvo ayer que el escrito de la Sección Segunda, demoledor en sus conclusiones, «es muy sólido» y puso en duda la conveniencia de que la Fiscalía recurra: «El varapalo podría ser mayor».

El letrado tiene previsto viajar a la prisión de Alicante en las próximas horas, para explicar de primera mano a Francisca Cortés Picazo la histórica sentencia. «Sé que ella ya lo sabe, a través de unos familiares, pero aún no he podido hablar con ella», señaló ayer a Ultima Hora desde su despacho palmesano. «Después de leer la sentencia, me queda claro que está muy bien escrita, es muy fácil de entender. Estoy muy contento, pero repito que no lo esperaba», reconoció. Este diario pudo saber ayer que 'La Paca' reaccionó «con mucha alegría» a la noticia de su absolución en la 'operación Kabul'. Las mismas fuentes añadieron que «al principio, no se lo creía».

Reclamaciones

En este sentido, con la sentencia de la Audiencia se abre ahora un nuevo escenario en el que la ex matriarca de Son Banya podría pedir que le devolvieran los más de 300.000 euros hallados en al sofá de su casa, así como las valiosas joyas y los coches de lujo intervenidos a su clan. Sin embargo, la reclamación no es tan sencilla. Primero, la sentencia deberá ser firme, y todavía no lo es. Además, la Fiscalía podría solicitar la apertura de un proceso para determinar el origen de esos bienes de 'La Paca', que se vería obligada a dar explicaciones sobre el dinero, la alhajas y los deportivos.

Noticias relacionadas

Ayer, la conmoción policial y judicial continuaba, un día después de conocerse la sentencia de la Sección Segunda, que firma como presidente Diego Gómez-Reino y como magistrados Juan Jiménez y Mónica de la Serna. La mayoría de policías, guardias civiles, abogados, fiscales, secretarios judiciales, agentes judiciales y jueces consultados por este diario coincidieron en señalar que la absolución masiva en la 'operación Kabul' deja en muy mal lugar, sobre todo, al juez instructor del caso, Antoni Rotger, y al fiscal, Adrián Salazar. Tanto uno como el otro autorizaron las escuchas telefónicas solicitadas por el teniente del EDOA (el equipo antidroga de la Guardia Civil), que ahora considera ilegales la Audiencia. «Esto ocurre a menudo con otros juicios, pero en un caso tan sensible como el de 'La Paca' y los 50 supuestos 'narcos' que juzgaban en 'Kabul', no puede pasar», argumentó una alta fuente judicial que prefirió mantenerse en el anonimato.