Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil se han hecho cargo de la investigación de una supuesta agresión sexual por parte de un vecino de Inca sobre su hijastra de 14 años de edad.

Los hechos se produjeron en la noche del viernes al sábado en un domicilio de la capital des Raiguer.

Al parecer, una discusión entre el varón y la menor provocó la intervención de la Policía Local de Inca. Una vez en el lugar, los agentes se percataron de la joven podía haber sido objeto de algún tipo de abuso o agresión sexual e informaron rápidamente a los agentes de la Guardia Civil.

A la llegada de los investigadores, la menor relató los hechos con gran exactitud, cronología y con un alto grado de indicios de veracidad. La adolescente explicó que su padrastro, meses atrás, había practicado con ella tocamientos e incluso llegando a la penetración en varias ocasiones. Todo ello en el periodo de tiempo que habían vivido juntos en el mismo domicilio familiar.

Actualmente, la madre de la chica, que al enterarse de la noticia tuvo que ser atendida en un centro médico, ya había roto su relación y había cesado la convivencia. La Guardia Civil procedió a la detención del varón, un viejo conocido de los agentes, y fue presentado ante la autoridad judicial. La jueza, una vez escuchadas las distintas versiones, ordenó su puesta en libertad con cargos y dictó una orden de alejamiento.