15

Veinte personas han sido detenidas y otras quince imputadas en dos operaciones contra la pornografía infantil en internet llevadas a cabo por la Guardia Civil en varias provincias españolas, entre ellas Balears. Con respecto a las Islas desde la Comandancia de Palma se ha informado que en el operativo hay un varón imputado que reside en Mallorca y un detenido en Menorca. La implicacuión en la trama del primero sería mínima puesto que hace un par de semanas se llevó a cabo un registro en su casa y no se intervino nada delictivo.

En estas operaciones se ha incautado abundante material informático y varias colecciones de vídeos y fotografías en las que aparecían menores, que se exhibían e intercambiaban a través de páginas web para pedófilos.

Las provincias

Las dos operaciones, llamadas «Principales» y «Loba», se han desarrollado en las provincias de Madrid, Alicante, Barcelona, Cádiz, Guipúzcoa, Huelva, Balears, León, Málaga, Murcia, Navarra, Asturias, Salamanca, Sevilla, Tenerife, Valladolid, Las Palmas, Valencia y Zaragoza

La primera operación ha sido desarrollada por al Equipo Mujer-Menor (EMUME) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, mientras que la «operación Loba» ha sido llevada a cabo por el Equipo de Investigación Tecnológica (EDITE) de la Comandancia de Cádiz.

Las investigaciones de la ‘operación Principales’ se iniciaron tras detectarse en distintos sitios web archivos de contenido pedófilo y software específico para la búsqueda y descarga de este tipo de archivos.

De esta forma, se localizaron distintos usuarios que descargaban el archivo encontrado en el disco duro analizado.

Los detenidos son diecisiete varones con edades comprendidas entre los 21 y los 69 años de edad, de nacionalidades española y búlgara. Además se ha procedido a imputar el mismo delito a trece personas más.

A los detenidos se les ha intervenido material informático. En cuanto a la ‘Operación Loba’ las investigaciones se iniciaron a raíz de una denuncia presentada en Cádiz por una persona que dijo que cuando pretendía descargarse un archivo de vídeo musical mediante el programa de P2P se descargó otro que contenía un vídeo de pornografía infantil.

Así, la Guardia Civil procedió a la localización de los archivos descargados que contenían imágenes de pornografía infantil.