3

Un joven de 27 años ha matado, presuntamente, a sus padres con un arma blanca en un domicilio del término municipal de Orihuela (Alicante) y posteriormente se ha suicidado en una finca a las afueras de Murcia.

Según ha relatado a Efe el alcalde oriolano, Monserrate Guillén, todo apunta a que este supuesto parricidio se cometió ayer en una vivienda situada en la vereda de la Buena Vida, en la pedanía de Desamparados, aunque los cuerpos han sido hallados en la mañana de hoy por parte de otro de los hijos de la pareja, quien dio aviso a las fuerzas de seguridad.
El hijo supuesto autor del doble crimen ha sido hallado a media tarde de hoy ahorcado en una finca propiedad de allegados en la Zeneta, a las afueras de la ciudad de Murcia.

Tenía problemas

Tras señalar su tristeza por lo ocurrido, el alcalde ha señalado que esta familia reside en Orihuela «desde toda la vida» y ha añadido que cree que el presunto autor «tenía problemas».

La Policía Nacional de Orihuela se ha hecho cargo de la investigación en colaboración de la Guardia Civil de Murcia.
Los cadáveres del matrimonio que ha fallecido a puñaladas a manos, presuntamente, de uno de sus dos hijos, que horas después se ahorcó, fueron descubiertos al mediodía de hoy por el otro hijo cuando iba a casa a comer con sus padres en una pedanía de Orihuela (Alicante).

Fuentes cercanas a la familia han relatado a Efe que los cadáveres del padre, de 60 años, y de la madre, de 55, fueron encontrados a alrededor de las 13 horas por parte de este segundo hijo, quien tenía previsto comer con sus progenitores.
Ahorcado

Según varias fuentes consultadas por Efe, el supuesto parricida, de 27 años y cuyo cuerpo fue encontrado ahorcado horas después en la finca de un familiar en Zeneta (Murcia), era toxicómano y todo apunta a que tenía problemas económicos.
La pareja fallecida, que tenía estos dos hijos, era muy conocida en Desamparados, donde vivían desde hacía muchos años en una casa en la huerta, situada en la vereda de la Buena Vida.

«Era gente trabajadora y que nunca había dado ningún problema», ha señalado a Efe un vecino que ha reconocido sentirse «consternado» y que ha preferido no ofrecer su nombre.

El pequeño núcleo urbano de Desamparados, de unos 3.100 habitantes, se encuentra «conmocionado» por lo sucedido, y fuentes municipales han indicado que mañana se decretará alguna medida de duelo.

Los cuerpos sin vida del matrimonio han sido trasladados al Instituto de Medicina Legal, en Alicante, para que sean sometidos a un examen forense. Los investigadores están convencidos de que la autopsia determinará si hubo lucha entre los progenitores que intentaron defenderse o si fueron sorprendidos y no tuvieron opción de defensa.

El doble parricidio ha causado una gran consternación en la localidad y ayer tarde no se hablaba de otro asunto. Casi nadie daba crédito a lo que había ocurrido en esa casa.