El Alfa Romeo ayer, tras ser desvalijado por unos desconocidos que llevaban linternas. | Michel's

22

Sólo unas horas duró abierto y lleno de efectos el coche que volcó a primera hora de la mañana del sábado en Camp de Mar (Andratx).

El accidente se produjo sobre las 6.00 horas, cerca del campo de golf, y los cuatro jóvenes que ocupaban el alfa Romeo de color negro se dieron a la fuga. Al menos uno de ellos estaba herido, porque se encontró sangre.

Cuando la Policía Local y la Guardia Civil inspeccionaron el turismo, había ropa, gafas, maletas y efectos de valor. Los agentes buscaron de forma infructuosa a los ocupantes, que al parecer volvían de una discoteca de Peguera, y después dieron por finalizada la batida. El coche quedó allí mismo, y no lo retiró ninguna grúa. Esa misma noche, la policía fue alertada de que varios desconocidos con linternas estaban registrando el interior del vehículo y cuando llegaron ya se habían esfumado. Ayer por la mañana se constató que no habían dejado prácticamente nada en el interior del maletero o la guantera. Los agentes rodearon el coche con un precinto. Quizás un poco tarde.