En la calle Morlà, a la altura del 18, cayó una gran rama.

3

El viento que sopló con fuerza ayer en Palma provocó una decena de incidentes, la mayoría de ellos relacionados con la caída de árboles o de ramas sobre la calzada.

Uno de los siniestros más aparatosos se registró en la calle José Vargas Ponce, en la barriada del Coll den Rabassa, donde un gran árbol cayó sobre la calle y levantó la acera.

Susto

Numerosos vecinos escucharon el estruendo y cuando salieron a la calle se encontraron con árbol derribado. En su caída, estuvo a punto de aplastar un coche estacionado al lado.

Poco después, una gran rama se desprendió en la calle Morlà número 18, en Son Espanyolet. Asimismo, las rachas fuertes también tiraron macetas de algunos balcones y letreros, aunque afortunadamente no hubo que lamentar desgracias personales. Los bomberos actuaron en estas emergencias. En el Port d'Andratx, algunas barreras también fueron derribadas por el temporal y el mar estaba muy agitado.