Previous Next
274

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un joven mallorquín de 21 años dispuesto a sembrar de bombas la Universidad de Illes Balears imitando la masacre de Columbine en la que dos jóvenes acabaron con la vida de 13 personas, según informa en una nota de prensa del Ministerio de Interior.

La detención de Juan Manuel M.S. se produjo ayer a las 10:30 horas de la mañana en Palma, justo en el momento en el que el arrestado recibía más de 140 kilos de explosivos que había adquirido a través de Internet.

El joven detenido pasará mañana a disposición judicial en la capital balear y no será trasladado a la Audiencia Nacional, donde se tratan los delitos relacionados con el terrorismo. Así lo han informado fuentes policiales, que también han concretado que el joven se encuentra recluido en una de las dos comisarías de la Policía Nacional en Palma, aunque no han precisado en cuál de ellas por motivos de seguridad.

Juan Manuel tenía una conducta «antisocial» y se había independizado de casa de sus padres hacía un mes a un piso del casco antiguo de Palma, donde vivía de los juegos de azar por Internet. Según ha informado en rueda de prensa la portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Baleares, Yanka Jurkevicz, el joven es palmesano de nacimiento, ha residido toda su vida en la capital balear y ha estudiado un módulo profesional de electrónica, pero no tiene ninguna vinculación con la Universidad de las Islas Baleares (UIB), donde pretendía atentar con los explosivos.

Tras su detención ayer por la mañana, en el registro de su casa de la calle Can Gotleu número 4, donde vivía solo, la policía intervino un diario en el que el arrestado explica su plan de atentar contra el centro universitario y llega a manifestar su intención de suicidarse tras la masacre, ha explicado la portavoz policial.

El joven vivía de los juegos de azar «online» tipo póquer, ha indicado Jurkevicz, que ha añadido que todo apunta a que actuaba solo y no tenía fecha señalada para su acción.

El arrestado tenía un comportamiento «antisocial», según la portavoz, y ya envió a un centro escolar de Palma donde estudiaba una carta en tono amenazante.

Al joven, que pasará a disposición de un juzgado palmesano en las próximas horas, se le acusa de un delito de tenencia de armas y explosivos.

La investigación, ha añadido, continúa abierta y muchos de los detalles de la misma, como la página web de donde adquirió las sustancias explosivas, están aún bajo secreto de sumario por el juzgado que instruye las diligencias desde hace cinco meses.

Jurkevicz ha reconocido que con esa cantidad de explosivos podía haber hecho «bastante daño», y más teniendo en cuenta que pensaba fabricar bombas con metralla en su interior.

Noticias relacionadas

Su familia no se imaginaba sus planes y se encuentra muy impactada por la noticia.

En su diario personal y en los documentos intervenidos en su domicilio, el detenido manifiesta su odio a la sociedad, especialmente a los estudiantes universitarios, y su decisión de colocar estratégicamente bombas tipo tubo repletas de metralla en el recinto universitario, admitiendo la hipótesis del suicidio en el desarrollo de la masacre.

Siguiendo los pasos de los asesinos de Columbine

La investigación policial de este joven comenzó hace cinco meses cuando se detectaron en Internet diversos comentarios alusivos a la matanza realizada en la escuela de secundaria de Columbine (EEUU). El ahora detenido manifiesta sus simpatías por Eric y Dylan, los dos asesinos de 12 estudiantes y un profesor. En su blog incluía secciones en las que relataba idénticos gustos musicales, su afición por las armas, su indumentaria e incluso su aislamiento social que le condujo a situaciones de marginación escolar. De hecho, en su época de estudiante llegó a remitir una carta en tono intimidatorio al centro educativo.

Durante estos meses de investigación, J.M. intentó en varias ocasiones adquirir de forma ilegal varias armas, siempre según informaciones de la Dirección General de Policía. Al no lograr este objetivo, solicitó permiso de tenencia de armas a la institución correspondiente, para así poder comprarlas de forma legal. Pero tampoco logró obtener esa licencia. Su último objetivo era aprovisionarse de gran cantidad de sustancias explosivas y químicas ya que, -como explicaba en su propio blog-, sabe con todo detalle cómo fabricar diversos tipos de explosivos.

Los investigadores le seguían los pasos, en el marco de la denominada operación "Columbainero", y comprobaron cómo a través de Internet compró diversas sustancias explosivas y útiles necesarios para la fabricación de las bombas caseras. Ayer, a las 10:30 horas de la mañana se iba a realizar la entrega de ese material. Los agentes le detuvieron en ese momento e intervinieron los explosivos y numerosa documentación.

Similares al amonal y amosal

En total los agentes han intervenido más de 140 kilos de sustancias explosivas y químicas. Entre ellas destacan 125 kilogramos de amonio nitrato con nitrógeno, una sustancia que por sí sola constituye un explosivo de fragmentación con características similares al amonal y amosal. Otros 12 kilos de potasio nitrato cristal; 500 gramos de sodio sulfuro hidrato; un litro de ácido nítrico y otro de ácido sulfúrico y un matraz "Erlemmeyer" de 500ml.

El detenido también había adquirido varias ganzúas para manipular los tubos en los que pretendía armar las bombas y que también le eran útiles para forzar las cerraduras y robar las armas en establecimientos que ya tenía controlados, ante la imposibilidad de adquirirlas por otras vías. Todo ello según sus anotaciones en el diario personal.

En este diario J.M también tenía anotado su propósito de sembrar de bombas la Universidad de Illes Balears y llevar a cabo un hecho de similar repercusión al de sus "ídolos" de Columbine, incluso contemplando la posibilidad del suicidio. El detenido manifestaba un gran odio a los estudiantes universitarios y por ello quería colocar bombas de tubo repletas de metralla por todo el recinto universitario.

La operación ha sido realizada por agentes de la Policía Nacional adscritos a la Jefatura Superior de Policía de Illes Balears.