El detenido baja del furgón policial, ayer por la tarde en los juzgados de Vía Alemania. g Foto: TERESA AYUGA

37

Un ciudadano chino, de 42 años, que da masajes en una peluquería de Can Pastilla fue detenido por la policía por abusos sexuales sobre una turista que acudió a su local a darse un masaje. La víctima es una alemana de 26 años que pasaba unos días de vacaciones en la Isla junto a una amiga. La joven aseguró en la denuncia que el sospechoso, identificado como Jiancheng X., le realizó tocamientos e intentó que ella se los hiciera a él en sus partes. El detenido fue puesto a disposición judicial ayer por la tarde en el juzgado de guardia de Vía Alemania, en Palma.

Víctimas

Los hechos ocurrieron el jueves por la tarde. Las dos turistas alemanas estaban en su hotel. Una de ellas, a las 17.00 horas, acudió a la peluquería a darse un masaje. Jiancheng le cobró 30 euros por adelantado y el servicio duró unos 45 minutos. Durante las fricciones, el ciudadano chino le tocó los gluteos a la turista y en algún momento se excedió. Ella se quedó extrañada, pero después le restó importancia y se marchó.

Al llegar al hotel, la joven de 26 años le dijo que iba a ir ella a darse un masaje. Su amiga le explicó que el ciudadano chino había actuado de forma extraña en algunos momentos.

La joven de 26 años fue a la peluquería y Jiancheng le pidió también 30 euros. Después le dijo que se desnudara por completo y se tumbara en la camilla. A la joven le extrañó, pero accedió a las indicaciones. La denunciante dijo que el masaje duró unos 45 minutos y después de ese tiempo Jiancheng empezó a tocarle los muslos, las ingles, la vagina y los pechos. En ese momento ella se levantó de la camilla y se encaró con el masajista. Éste pretendía continuar abusando de ella y que la mujer le realizara tocamientos a él en sus partes.

La joven turista quedó en estado de ‘shock’ y se marchó al hotel. Al llegar le contó a su amiga lo ocurrido y se echó a llorar.

La víctima denunció después los hechos ante el Cuerpo Nacional de Policía, que se hizo cargo de las diligencias. Una patrulla se desplazó después hasta le peluquería y localizó al sospechoso, el cual fue detenido, alrededor de las 19.00 horas. Posteriormente fue trasladado a los calabozos, donde pasó la noche.

Ayer por la tarde fue puesto a disposición del juzgado que se encontraba en funciones de guardia en Palma, acusado de un presunto delito de abusos sexuales sobre la turista de 26 años.