El acusado de incendiar el bosque de Son Vida pasó ayer a disposición judicial en Vía Alemania. | ALEJANDRO SEPULVEDA

52

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía procedieron a la detención de dos jóvenes acusados de un presunto delito de incendio intencionado, es decir, de ser los pirómanos de los fuegos declarados en Son Vida, en Palma.

Según información policial, los arrestados responden a la identidad de: Jorge G.A., de 22 años de edad y María M.G., de 20 años, ambos de nacionalidad española.

A las 18.15 horas del pasado lunes, en la continuación de la calle Binicaubell, que es precisamente la misma zona en la que se produjeron otros dos incendios haces dos y tres semanas, se declaró un nuevo incendio.

Protocolo de actuación

Rápidamente, Policía Local de Palma, Cuerpo Nacional de Policía y Guardia Civil activaron el protocolo establecido de seguridad en estos casos. En ese momento, personal de seguridad de Son Vida comunicó a los agentes actuantes que tenían retenido a una pareja en el interior de un vehículo en la zona.

Cuando la Policía Local de Palma se aproximó al lugar pudo comprobar in situ que el conductor llevaba las manos y la ropa manchadas de carbón. Los agentes traspasaron las diligencias a sus compañeros del Cuerpo Nacional de Policía y el Grupo de Atracos se hizo cargo del caso. En el registro del vehículo se localizó un mechero en la parte trasera del asiento del copiloto.

A partir de ese momento se inició una exhaustiva investigación. Un grupo de albañiles que trabajaba en la zona, minutos antes, habían puesto en conocimiento del personal de seguridad de Son Vida que habían visto un coche estacionado, sin nadie en su interior y el motor caliente. Instantes después, se declaró un incendio forestal en ese lugar y el personal de seguridad pudo ver a la pareja huyendo en ese mismo vehículo, por dicho motivo les interceptaron y alertaron a los agentes de la autoridad.

En su declaración, los jóvenes no tenían coartada sólida y se limitaron a decir que eran pareja sentimental y que habían ido al lugar para tener mejor vista de la bahía de Palma. El juez, tras prestar declaración los dejó en libertad con cargos.