El incendio de Cales de Mallorca calcinó unas 8,5 hectáreas de pinar. Fotos: ALEJANDRO SEPÚLVEDA | ALEJANDRO SEPULVEDA

12

Un menor de 16 años ha sido detenido y un joven de 19 imputado por una cadena de seis incendios intencionados ocurridos hace unos días en Algaida.

De acuerdo con los datos facilitados por la Oficina Periférica de Comunicación (OPC) de la Comandancia de la Guardia Civil, en la madrugada del pasado día 21 se produjo un incendio de rastrojo y almendros en las inmediaciones de la cooperativa de Algaida, que fue extinguido por los bomberos de Llucmajor.

Al día siguiente, domingo, se registraron otros cinco fuegos consecutivos en la localidad, dos de ellos junto al párking público. Todos los indicios apuntaban a que se trataba de la obra de uno o varios pirómanos. Uno de los siniestros estuvo a punto de extenderse a unos coches estacionados. Eran las fiestas patronales y el pueblo estaba atestado. La rápida intervención de los bomberos evitó daños mayores.

Poco después, los agentes de la Guardia Civil procedieron a la detención de un menor de 16 años, presunto autor material de los incendios, e imputaron a un joven de 19, que presumiblemente había colaborado en los siniestros.

Fuentes policiales informaron ayer de que los dos muchachos no tienen relación con los últimos incendios declarados en la Isla. En los fuegos de Algaida, podría haber otros implicados, por lo que la investigación policial no se da por concluida. De hecho, se esperan nuevas detenciones en los próximos días.

Intensa búsqueda

El SEPRONA (Servicio de Protección de la Naturaleza), por su parte, continúa con las investigaciones para dar con el incendiario que en las últimas semanas ha causado estragos en las montañas y zonas arboladas de Mallorca. De momento hay varios sospechosos y las diligencias avanzan a buen ritmo.