La policía judicial de la Guardia Civil de Inca se encarga de la investigación. | JULIO BASTIDA

6

La Guardia Civil ha detenido al ex novio de una de las víctimas de un violento asalto a una casa de Alaró. En la madrugada del domingo dos encapuchados asaltaron una casa en la localidad. En ella se encontraban una mujer de avanzada edad y su cuidadora. Los dos asaltantes se ensañaron con la joven, a la que dieron una tremenda paliza. Del robo salieron con un botín de unos 200 euros.

Un día después, el lunes, un ex novio de la víctima acudió a la Guardia Civil para denunciar que él había sido víctima a su vez de un asalto, en el que dos encapuchados le habrían atracado con un arma blanca. La versión no cuadró a los miembros de la Benemérita que le han detenido por simulación de delito. Lo que ahora se investiga es si este hombre pudo tener una implicación en el asalto de la vivienda de Alaró. La desproporcionada paliza que recibió la cuidadora lleva a sospechar a los agentes que el robo fue en realidad una cortina de humo para encubrir una agresión a la mujer y que detrás de ésta estuviera el ex novio. Otra opción que se valora por parte de los investigadores es que el detenido fuera uno de los dos encapuchados o que conocedor de la vivienda fuera él quien sugirió que se cometiera el golpe.